domingo, 4 de mayo de 2008

The Moo Chair

Esto es lo que hago cuando no tengo ganas de hacer lo que tengo que hacer.

Una vieja silla



Hule espuma que protegía un regalito que me mandaron, peluche y manchas sobrantes de un proyecto escolar


Y voilá, una funky moo chair.
No se ve en la foto, pero es peluda y calientita...como una amiga mia jeje.

5 comentarios:

Carmen dijo...

Muuu, calientita la colita se trabaja mejor.

Ese gato ya logró su propósito, ser el templete de tu blog, jajaja.

chilangelina dijo...

Quiero una, quiero una y quiero una.

Gaviota_mx dijo...

Carmen: jajaja ya lo dice el refrán "cola caliente paso que dure", no? Si, pinche gato me trae finta. La verdad ya me esta dando miedo. Cuando estoy dormida a medianoche se avienta contra la ventana porque quiere que le haga caso.

Chila: Dejarán los gringos pasar por la aduana una silla-vaca mexicana? Si es así, te la mando!

glaukopis dijo...

me gustaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!! no màs ponle màs manchas blancas ;)

yo quiero una tambièn!!!

aqui en pizzalandia no son tan mamilas como los gringows (hablando con respeto eh?)

Pancholin dijo...

Yo quiero una silla, pero simulando piel de hiena...

¿¿¿¿¿¿¿¿???????!!!!!!!!%%%%%%%

Maldito junkie...

Ni yo me soporto...

Por eso no me habla mi mamá jajaja