martes, 22 de julio de 2008

Como mantener quieto a su chamaco(a) este verano

El primer paso es convencer a su chamaco(a) de que van a hacer una actividad super divertida. Compre una o dos vendas de yeso en la farmacia. Corte tiras de 15 cm mas o menos y algunas mas pequeñas para los detalles.


Se pone una capa de vaselina (para que no se pegue la máscara y no berreen a la hora de quitarla) en la cara del susodicho y se aplican las tiras de yeso que han sido previamente sumergidas en agua, formando la máscara que los nenes diseñaron.



Recuerde dejar pequeñas aberturas para que el chamaco respire, no queremos deshacernos de él, nomás tenerlo quieto un rato.

Es normal que se escurra un poco de yeso con agua, si está usted en casa, probablemente pueda usar una toalla vieja y no hacer porquerías, como yo.




Cada niño tiene mucha imaginación, los míos diseñaron máscaras muy inspiradoras.

El yeso se tarda en secar de 15 a 20 min. pero si su ternurita es especialmente inquieto, lo puede dejar el tiempo que aguante, o hasta que se duerma.
Después se procede a quitar la máscara con mucho cuidado.


Si es necesario se dejan secar hasta que el yeso esté completamente duro y se procede a su decoración.




Claro que es más fácil ponerlos a ver la tele o a jugar con su X-Box...pero no tan divertido.

7 comentarios:

chilangelina dijo...

Gaviota, ya vemos de donde le viene lo "Cositas" a la Irenoir. Yo tuve mis cinco minutos de paciencia y generosidad, di cursos de verano por varios años... ahora no soporto a los chamacos, dios bendiga el x box.

Bond, Jeanne Bond dijo...

Oye, ¿ y un baberito, por lo menos? Les hubieras puesto un plástico... ¿no te adoraron las mamás a la hora de lavar el uniforme de los querubines? La piel de la semana, ¡excelente! Olvido a Kevin y me dedico a babear a éste.

Carmen dijo...

Cuando vi las vendas de yeso y conociendo tu humor negro, clarito pensé que ibas a vendar peor que con camisa de fuerza todo el verano a los moconetes. Je.
Me gustó mucho la idea, me voy a hacer una máscara de anibal lecter, me cae.

glaukopis dijo...

jejeje, mas bien la gaviota me heredò lo de lo cositas... :P

Gaviota_mx dijo...

Chila, yo odiaba a los escuincles, el cómo llegué a quererlos tanto permanece un misterio.

Jeanne, esto lo hicimos un par de días antes de salir, cuando estábamos aburridos, con material que tenía guardado...ese es mi pretexto para las cochinadas. Las mamás nunca me reclamaron nada jiji

Carmen, muchas veces deseé en secreto amordazarlos, pero la verdad es que me hubiera aburrido.
Si te haces una máscara, mándame una foto!!

Nene, lo que pasa es que te da envidia! jaja

glaukopis dijo...

jajajaja, este post me dio miedo :P se me habìa olvidado escribirtelo :D

chilangelina dijo...

¿Qué pues? ¿'Onde andas? Ya te pareces a mí...