miércoles, 25 de noviembre de 2009

La mamá de la arquitecta.

El tiempo Juan, con su fluir callado


Gota a gota desgrana nuestras vidas


Y deja siempre en su impalpable huida


A golpe y golpe, el corazón marcado.


Nicolás Guillén


Y si, el tiempo fluye callado pero inexorable. Cumplí un año de vivir por acá y muchas cosas han pasado.

Les platique que regrese a la escuela. Para mí la escuela siempre ha sido un lugar en el que me siento segura, a mis anchas. Siempre fui una alumna brillante, (aunque a veces he brillado por razones cuestionables). Pero regresar a la escuela a los 41 no es lo mismo! Ahora me tengo que aplicar más y el tiempo no me rinde como antes y el estrés me pisa los talones constantemente.


Nunca he sido disciplinada, siempre hago las cosas a como me laten. Siempre he dicho que me gusta trabajar bajo presión, lo que en realidad significa que dejo todo para el último momento y me precio de ser muy chingona cuando termino lo que tengo que hacer a tiempo, aunque lo haya hecho a las carreras y con resultados de dudosa calidad.


Todo lo anterior es un débil intento de justificar el por qué no actualizo mi blog. Pero como no me convenzo ni a mí misma, lo mejor es que postee y ya.


Como muchos de mis 5 lectores saben, mi bebe se graduó el pasado octubre. Me siento como Susanita la de Mafalda, …"miren, ahí va la mamá de la arquitecta, dirán al verla pasar..." Me siento orgullosa y honrada de tener la hija que tengo y no puedo esperar a ser testigo de su vida futura. Irene encara la vida con determinación y coraje. Se cuestiona a si misma pero no se detiene.


El otoño vino y se fue, y apenas me dio tiempo de voltear a ver sus hermosos colores. Mañana voy a pasar Thanksgiving con mi esposo, y aunque no concuerdo con el origen de esta celebración y no es parte de mi cultura, si que tengo mucho que agradecer.


Para la cena deThanksgiving voy a preparar un par de postres de la Pioneer, y tengo que ir a comprar los ingredientes.


Hasta la pasta!


Vista aérea de Génova, minutos antes de aterrizar. Si miran bien, pueden ver a la Irenita asomada a la ventana.

7 comentarios:

Irenita dijo...

Hola mi reina, como siempre me hiciste llorar :P

Recuerda solo que soy lo que soy sobretodo gracias a ti, no importa que las cualidades sean diferentes, lo que importa es que me enseñaste a ver mas allà de las apariencias, a tener una ètica y una moral bien saldas, a no hacerles a los demàs lo que no quieras que te hagan ;), a respetar al pròjimo, me enseñaste a pensar con mi cabeza, a tener ideas e ideales, a cumplir con mis obligaciones, me enseñaste el amor por la pintura y la literatura, me enseñaste que ese amor incondicional que existe entre tu y yo es una cosa invaluable, me enseñaste el amor por lo bello y tu mamita eres la persona mas bella que yo conozca en el mundo.

La universidad? claro que es difìcil pero tu eres bien chingona, de donde crees que yo lo saquè? jajaja

Love u darling, with all my heart.

Chilangelina dijo...

Felicidades, mamá de la arquitecta. Y diría que a la arquitecta, pero eso iré a decírselo allá. Por lo pronto, celebro qeu este blog vuelva a la vida, bravo, bravo.
El momento por el que estás pasando es bien sabroso, y tu blog no es sólo para nosotros, sino para ti. Guarda la huella de lo que sientes, lo que ves, lo que piensas durante esta etapa. Regrésalo a la vida, verás que en unos años lo agradecerás.
Un abrazote Gaby, japi tencsgivin.

Ely dijo...

che.....comadre.... Por que me hacen chillar canijas? LAS QUIERO MUCHO......... Aquí las espero.....
No olivides mandarme los datos.


BESOS

BRENDA dijo...

Gaviotiux!
Felicidades también a ti! Los triunfos de Irene, son tuyos también por haberle dado tu amor, apoyo incondicional en cada momento.
Saludos y q bueno q posteas, te seguiré leyendo

Irenita dijo...

ya escribete otro post,no?

:D :D :D

Gaviota_mx dijo...

Irene: Mil besos

Chila: Gracias por la visita! me propongo escribir mas seguido. Amen.

Comadre: Llegamos alla el 21. Te hablo antes de irme.

Brenda: Muchas gracias por tus palabras, siempre tienes algo agradable que decir.

Irene: Si

Carmen dijo...

Bonito vestido que trae la Irene, le queda bien. No pos sí.